miércoles, 5 de noviembre de 2008

Cadenas que no pesan

Soy un desastre.

He sido nominada en tres ocasiones para seguir este juego cibernético de reconocimiento ajeno y conocimiento mutuo, y no he encontrado el momento, hasta ahora, de responder y corresponder. Pero aquí estoy.

Las reglas son... "Las reglas"... ¿Alguien pensaba que yo iba a seguir las reglas? (!!)

Voy a agradecer públicamente a las tres personas que pensaron en mi cuando respondieron a su desafío:

David Puente http://davidpuentetripiana.blogspot.com/
Fede Fernández http://foto-fede.blogspot.com/
Odiseo http://odiseo-odiseo.blogspot.com/

Ellos nos dejaron mirar por una rendija a lo que de ellos desconocemos. Quid por quo, compañeros. Siempre hay cosas sin importancia que nos hacen un poco más felices. Desde el momento en que lo hacen, sin embargo, yo diría que ya son cosas con importancia. (Esto hace honor a un comentario de Luis Calle que recuerdo bien "eres más retorcida que el alambique").

Aquí van 6 de esas muchas cosas:

1. entrar con las manos vacías y salir con las manos llenas (éxito)
2. conducir por una carretera de montaña, parar en la cuneta y mirar a las estrellas (contemplación)
3. ver a un perro traerle un palo a su dueño (fidelidad)
4. una tarde de mojitos y amigos en la playa después de trabajar (compañía)
5. que alguien que me importa escriba "xxx" después de su firma en un e-mail, sms o misiva semejante (cariño)
6. sentir que soy capaz de hacer lo que me proponga (seguridad)

No invitaría a 6 personas. Invitaría a todos lo que visitáis mi blog, lo manifiestéis o no, por el simple hecho de que vosotros sois los que le dais sentido a todo esto. Pero, siguiendo con mi irreverencia ante las reglas, voy a dejarlo a discreción de cada cual...

Gracias a todos.

4 comentarios:

R. A. Riveiro dijo...

Me parece acertada tu decisión, y sobre todo decirte que si se acuerdan de ti para un premio es por eso mismo, por saber o interpretar tu manera de reaccionar.
Saludos.

Odiseo dijo...

No sé por qué no me extraña que no hayas seguido las reglas;-)

A mí también me parece muy bien que aligeres el peso de la cadena. Si un cariñoso reconocimiento se convierte en una carga, pierde todo su sentido.

Sigue siendo tú.

Besos.

Guillermo López dijo...

Es buena la dedición al igual que lo han hecho conmigo, y buena opción la que tomaste ya habrá lugar para todo.
Saludos y un abrazote

XuanRata dijo...

Es curioso, si juego a darle la vuelta a cada una de las seis cosas que has enumerado, siguen siendo, al menos para mí, igualmente importantes. Especialmente me agradería ver a un dueño traer un palo a su perro.

En esta entrada te has saltado la foto, no creas que no me di cuenta. La próxima tiene que ser doble.