sábado, 25 de julio de 2009

Recorte de un Instante


Cuenta la leyenda que su autor, el arquitecto danés Jørn Utzon, se inspiró en la corteza de una naranja al idear el diseño de la Casa de la Ópera de Sydney.
Al margen de lo exótico que pueda parecer su fuente inspiradora, lo cierto es que al presentar su propuesta al concurso para la construcción de dicho edificio, lo hizo saltándose las bases establecidas, presentando tan sólo un boceto del edificio sin la inclusión de sus dimensiones exactas. Sin embargo, debido a su espectacular y majestuoso diseño, Jørn Utzon ganó el mencionado concurso en 1957.
El edificio no se terminó hasta 1973 y fue su propio hijo el que estuvo a cargo de la finalización del mismo, ya que Jørn Utzon tuvo que abandonar tanto su obra inacabada como el país en 1966, debido a un cambio de gobierno que dio con la paralización de los pagos destinados a dicha obra.
Hoy es considerado uno de los edificios más emblemáticos del mundo.

12 comentarios:

ricardo emilio bianco dijo...

un recorte muy creativo!

Joanjo dijo...

Una foto de detalle muy original e impactante.
Recuerdos.

Miguel Martinez dijo...

Impresionante la toma !

Maya dijo...

Hola!!
Un placer visitar tu blog en las antípodas, tus fotografías son impresionantes, bellísimas. Seguimos en contacto

Un abrazo

Paco dijo...

que pasada... parece el caparazón de un alien gigantesco.

saludos

Adelino Marques dijo...

Muito bem captado este teu "olhar", gostei!

Nacho Carreras dijo...

Muy buena esta perspectiva con ese azul de fondo.
Saludos.

David Puente dijo...

Ademas de lista...que buen ojo que tienes!!!
si es que...?

Un besito

Isabel dijo...

Hola, Sonia!!
He oído hablar mucho de tí ... y super bien por supuesto!!
Tienes un blog espectacular, esta foto, sin ir más lejos, es muy bonita. Y qué decir del resto del blog ... se nota que vas sobrada de sensibilidad, talento y técnica.
Un abrazo.

Osselin dijo...

Tengo alguna foto del "armadillo" de Glasgow con encuadres como este. Me gusta, si señora.

EL DOCTOR BARRETT dijo...

Y desde luego ese edificio se conoce en todo el mundo, aún sin haber ido por las antípodas. Por cierto, muy buen detalle por tu parte, la cámara te quiere y tú quieres a la cámara. Eso se nota.

Ñoco Le Bolo dijo...

… con la mirada en los sensores…

Bonito encuadre. Me gusta este tipo de tomas.

... saludos

CR & LMA
____________________________